Fotografías antiguas

Curioseando

¿Por qué todo el mundo está serio en las fotografías antiguas?

21 Ene , 2015  

En la era del selfie, es casi de obligado cumplimiento sonreír delante de la cámara, poner muecas o posar en posturas divertidas para sacar fotos simpáticas, o simplemente presumir en Facebook de lo bien que te lo estás pasando. Sin embargo, en las fotos del siglo XIX casi todo el mundo sale más serio que la declaración de la renta cuando te sale a pagar. Pero no, no estaban enfadados, hay un par de motivos que explican su cara de haber perdido el autobús.

La primera y principal es una razón técnica. Estamos acostumbrados a la fotografía instantánea, a pulsar el botón y captar el instante preciso que queremos, pero antiguamente no era así. En los principios de la fotografía, las cámaras tenían unos tiempos de exposición de varios minutos, que con el tiempo se fueron reduciendo a segundos. Los fotografiados debían permanecer inmóviles durante todo el tiempo de exposición para no salir movidos. Así que, ante la dificultad de mantener la sonrisa durante tanto tiempo, se optaba por una expresión en la que los músculos faciales permaneciesen relajados, o lo que es lo mismo, con cara seria.

Fotografías antiguas

Marie Curie

Hay que tener en cuenta que hacerse una foto por aquel entonces era todo un acontecimiento para el que las familias se ponían sus mejores galas. Realmente debían estar contentos de estar allí, pero difícilmente podían expresarlo. Si no aguantaban la sonrisa se exponían a que su cara saliese con un borrón, y claro, el coste de las fotografías en tiempo y dinero, no daba la opción actual de ‘bórrala y haz otra’. Las fotos eran un recuerdo para toda la vida y nadie quería a pasar a la posteridad con la cara hecha un cristo.

La otra razón es social. En los retratos antiguos no se trataba solo de capturar el momento ni el físico de la persona, si no de retratar su moralidad. Hoy puedes hacerte montones de fotos, pero por aquel entonces, los retratos en pintura o fotografía eran ocasiones únicas, así que además de mostrar tu aspecto debían contar quien eras. En la pintura antigua los personajes que habitualmente sonreían eran prostitutas, borrachos, pobres, bufones y gente de moral distraída en general. Mientras que los reyes, nobles y gente de buen estatus social eran pintados con semblante serio y una imagen sobria. Da Vinci ya jugó con este concepto mucho antes, dándole a La Gioconda esa expresión que es mitad sonrisa y mitad disgusto. Al llegar la fotografía se mantuvo el cliché. Mark Twain llegó a decir que era demoledor pasar a la posteridad con una estúpida sonrisa en la cara. Sonreír en una foto era un gesto de transgresión que no cambió hasta el sigo XX, en el que el cine, la publicidad y la popularización de las cámaras le cambiaron la cara a las fotografías antiguas.


Fuentes:
 The serious and the smirk: the smile in portraiture -Publicdomainreview.org
 ¿Por qué nadie sonreía en las fotografías antiguas? -La Fecha.net

, , , ,

By  
Graduado en Comunicación. Actualmente cursando Máster en Marketing Digital. Hago dibujos y escribo cosas. Antes de que me decidiese a crear esta página, todo esto que ves era campo.



Coméntanos

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies