Pippin_Apple

Living retro

Pippin, la consola fallida de Apple

1 May , 2015  

Eran principios de los 90 y Apple andaba un poco perdida, probando suerte en distintos mercados como el de las impresoras, cámaras digitales e incluso algún que otro experimento como Macintosh TV, un híbrido entre televisor y monitor. Así que era cuestión de tiempo que probase con los videojuegos. En 1995 salío a la venta Pippin. Pero este es un mercado bastante complejo y la empresa no tenía ninguna experiencia en videojuegos, así que no la comercializaron bajo la marca Apple. La compañía aportó sus conocimientos informáticos y dejó la fabricación y la distribución en manos de Bandai.

El primer problema vino a al hora de comunicar la verdadera funcionalidad del producto. Pippin fue pensada para ser un ordenador barato -unos 600 dólares-. Contaba con CD, módem y una versión limitada de Mac OS. Era una plataforma creada principalmente para videojuegos, pero en el que también se podían realizar tareas propias de un ordenador como navegar por Internet, mandar correos electrónicos o formar parte de una red doméstica de ordenadores. Una idea que hoy puede parecer razonable, pero que en el contexto en el que fue lanzada no cuajó. Porque Pippin fue percibida por el público como una simple consola. No se entendió, o no se supo explicar bien lo que era Pippin y por qué había que pagar tanto por ella. Así que lejos de parecer una oportunidad para tener un dispositivo multimedia a bajo precio, se vio como una consola demasiado cara.

Y en el mundo de las consolas estaba la cosa que ardía. Sega y Nintendo competían por ser líderes del sector, mirando de reojo al recién llegado Sony. En el momento del lanzamiento de Pippin, PlayStation y Sega Saturn acababan de aparecer, mientras los nintenderos se relamían pensando en la inminente llegada de la Nintendo 64, así que su llegada no causó demasiado interés. Pippin era más potente que todas estas consolas, pero falló en lo primordial: el catálogo de juegos. Apple no cumplió la máxima de “el software vende hardware”. La gente suele comprar consolas para jugar a determinados juegos y con vistas a tener un amplio catálogo donde elegir en el futuro. Pero Pippin tenía un surtido de juego bastante limitado en comparación a sus competidores, así que su potencia no servía de mucho sin material para explotarla.

Solo se vendieron 42.000 unidades, lo que precipitó su retirada del mercado un año más tarde; convirtiendo a la Pippin en todo un objeto de coleccionista.


Foto Cabecera: “Pippin-Atmark-Console-Set” by Evan-Amos – Con licencia CC BY-SA 3.0 via Commons.

 

, , ,

By  
Graduado en Comunicación. Actualmente cursando Máster en Marketing Digital. Hago dibujos y escribo cosas. Antes de que me decidiese a crear esta página, todo esto que ves era campo.



Coméntanos

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies