Necronomicon

Desmontando mitos

El Necronomicon, el libro ficticio más buscado

22 Jul , 2015  

Lovecraft y los autores del ciclo de relatos de terror conocido como Los Mitos de Chtulhu, nombraron muchos libros en sus historias. Algunos de ellos eran libros reales, elegidos por sus nombres rimbombantes y su aire místico, que permitían a los autores hacer verosímiles sus relatos, aunque dichos libros no tuvieran nada que ver con los Mitos de Cthulhu. Otros muchos eran libros inventados expresamente para ambientar Los Mitos, que contenían historias y secretos de los horrores cósmicos de este ciclo literario. Uno de estos libros ficticios es el Necronomicon, inventado por H.P. Lovecraft. El libro estaría escrito por Abdul Alhazred en el año 738 d.C. Se trata de un tomo cuya lectura podría provocar la locura y la muerte. Se cuenta que el propio Alhazred murió devorado por una criatura invisible bajo la mirada de varios testigos. Sus páginas contienen conocimientos antiguos y textos que, al recitarlos permiten contactar con los horrores cósmicos, criaturas sobrenaturales que poblaron La Tierra en tiempos remotos; y que gracias al libro podrían volver a hacerlo. No obstante, el nombre de Abdul Alhazred era un apodo que el propio autor se puso a sí mismo de joven, inspirado en la lectura de Las mil y una noches. Lovecraft, en un juego de palabras transformó All has read (el que lo ha leído todo) en Alhazred. Mientras que el Necronomicon está inspirado en El Rey Amarillo, de Robert William Chambers, una de las novelas precursoras de Los Mitos y en la que aparece un libro de similares características. A Lovecraft se le ocurrió el nombre en un sueño, y al despertar comprobó que su significado etimológico era factible. El lo tradujo como “El libro de la imagen de los muertos”, en una interpretación personal de la terminación ‘icon’ como ‘imagen’.

La primera aparición del Necronomicon fue en el relato de Lovecraft El Sabueso, de 1922, y posteriormente lo incluyó en muchos de sus relatos. Pero Lovecraft no fue el único que hizo referencia al libro. Los Mitos de Chtulhu son una colección de relatos que tienen sentido por sí solos, pero que en conjunto representan un universo, como el que representa Marvel con sus superheroes, en el que algunos superheroes, a pesar de tener sus comics propios, ocasionalmente se cuelan en comics ajenos o se asocian para combatir a un enemigo superior. Así que otros autores también hicieron referencia al Necronomicon para ambientar sus propios relatos y al mismo tiempo integrarlos en el universo de Los Mitos.

Lovecraft quiso darle protagonismo al libro y abundó en detalles para hacerlo creíble, incluso implicó a personajes históricos reales en la existencia del Necronomicon. La cantidad de detalles, citas, capítulos y pasajes a los que se hace referencia en Los Mitos de Cthulhu, hicieron creer a muchos que el libro existía de verdad. Algunos lectores escribieron a revistas de prestigio para preguntar donde podían encontrar el libro, lo que dio lugar a toda clase de confusiones, bromas y estafas a costa de los crédulos que dieron por cierta su existencia; lo cual contribuyó aun más a alimentar el mito del libro de los muertos.

Según el artículo “The making of a Hoax” de August Derleth, en 1962, se publicó un anuncio en la revista Antiquariam Bookman que decía lo siguiente:

Alhazred, Abdul. Necronimicon, España, 1647. Encuadernado en piel algo arañada descolorida, por lo demás buen estado. Numerosísimos grabaditos madera signos y símbolos místicos. Parece tratado (en latín) de Magia Ceremonial. Ex Libris. Sello en guardas indica procede de Biblioteca Universidad Miskatonic. Mejor Postor.

Este anuncio se trataba de una broma, un hoax pre-internet, puesto que la Universidad de Miskatonic también es ficticia. Es uno de los cuatro lugares donde Lovecraft situó una copia del libro, junto a la Universidad de Buenos Aires, la Universidad de Harvard y La Biblioteca nacional de París. Aunque el bulo ya estaba extendido antes de la publicación del anuncio. Para entonces muchas bibliotecas públicas ya habían hecho peticiones del libro. En 1960, en la biblioteca de la Universidad de California se encontró una ficha del libro en la sección BL 430. Comenta Derleth en su artículo que, sabiendo que se trataba de una broma, la ficha podría ser perfectamente factible, puesto que en dicha sección se guardan libros que no son expuestos a ojos de cualquiera.

Desde entonces, muchos autores han querido dar forma al libro maldito de Alhazred. Además de muchas recreaciones y falsificaciones del tomo, a día de hoy se pueden encontrar en las librerías diversas ediciones que llevan el título del Necronomicon. Hay de todo, desde una biografía en primera persona de Abdul Alhazred, hasta bestiarios de Los Mitos con textos que imitan el estilo de Lovecraft.


Foto cabecera: Staffan Vilcans / Flickr / CC BY-SA 2.0

, , , ,

By  
Graduado en Comunicación. Actualmente cursando Máster en Marketing Digital. Hago dibujos y escribo cosas. Antes de que me decidiese a crear esta página, todo esto que ves era campo.



Coméntanos

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies