Earworm

Curioseando

Earworm. Cuando tarareas una canción sin parar

6 Jul , 2015  

Hay una canción que llevas tarareando todo el día. Es posible que incluso la odies, pero no lo puedes evitar, se repite en tu cabeza continuamente y cuando quieres darte cuenta ya estás canturreándola otra vez. Puede ser que ni siquiera sea una canción, sino una melodía que escuchaste en un centro comercial, el jingle de un anuncio o el tarareo de otra persona que te lo ha pegado a ti. Porque es contagioso. Es el earworm, también conocido como brainworm ó síndrome de la canción pegadiza.

Earworm significa literalamente ‘gusano del oído’, pero en realidad deriva del alemán ohrwurm, que significa canción pegadiza. Según el estudio de James Kellaris, el 99% de la población experimenta este fenómeno. El mismo estudio asegura que el efecto es mayor si es la primera canción que escuchas por la mañana o la última que escuchas antes de irte a dormir. La canción se queda grabada en el córtex auditivo, la parte del cerebro encargada de procesar los sonidos. Según Kellaris, el efecto puede durar horas o días y la única forma de aliviarlo es repetir constantemente la canción.

Sin embargo, según la psicóloga Ira Hyman, hay una forma alternativa de librarse del earworm. Consiste en mantener al cerebro medianamente ocupado. Lo suficiente como para no acordarte de la canción, pero no demasiado como para fatigar al cerebro y que el earworm vuelva. Para ello, Hyman propone hacer sudokus, resolver crucigramas o leer un libro.

Tampoco hay acuerdo sobre cual es la causa que provoca el earworm. Una teoría afirma que se origina cuando no hemos escuchado la canción completa y nuestro cerebro, que es muy majo, la repite instintivamente en bucle, intentando completar la melodía, por esa necesidad natural que tiene de racionalizar y comprender todo. En caso de que esta teoría fuera cierta, para librarse de la canción bastaría con escucharla entera hasta aprendértela. Aunque si se trata de reaggeton, yo valoraría seriamente quedarme con el earworm de por vida.

Pero para la psicóloga Victoria Williamson, esta teoría no es suficiente para explicar el fenómeno, ya que no sería aplicable en los casos de personas que conocen la melodía entera y aun así sufren la canción pegadiza. El profesor Daniel Levitin, cree que se trata de un residuo evolutivo. El lenguaje tiene unos 200.000 años, mientras que el lenguaje escrito solo 5000. Por lo tanto, hasta que se inventó la escritura, el ser humano desarrolló una gran capacidad para transmitir y memorizar conocimientos mediante la música. Así que el earworm sería una manifestación de la facilidad que tiene el cerebro para memorizar melodías.

Sea como sea, Victoria Williamson sigue investigando y lleva desde 2009 recopilando testimonios de gente que ha sufrido el earworm en earwormery.com, donde cualquiera puede enviar su experiencia.


Foto cabecera: kohlmann.sascha / Foter / CC BY-SA

,

By  
Graduado en Comunicación. Actualmente cursando Máster en Marketing Digital. Hago dibujos y escribo cosas. Antes de que me decidiese a crear esta página, todo esto que ves era campo.



Coméntanos

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies