Aurora coche

Curioseando

Aurora, el coche más feo de la historia

19 Jun , 2015  

El Aurora es un coche de 1957, nacido de la mente del sacerdote católico Alfred A. Juliano. Solo se fabricó una unidad, puesto que se trata de un prototipo construido con la noble intención de ser el coche más seguro del mundo.

La idea era buena en un mercado en el que está demostrado que la seguridad vende. Pero para implementar todas las medidas de seguridad, Juliano sacrificó la estética, convirtiéndolo no solo en el más seguro, sino además en el más feo del mundo. Subjetivamente hablando, claro.

aurora coche

Anunciado como el coche más revolucionario

Para empezar, era enorme. Medía 6,2 metros de longitud y era demasiado voluminoso. Eso si, tenía un motivo. La idea era dejar suficiente distancia -tanto por detrás como por delante- para que en caso de impacto se amortiguase el golpe. Por la misma razón, toda la carrocería estaba hecha de fibra de vidrio y rellena de gomaespuma, lo que sumaba más volumen a un coche ya grande de base. Aunque el volumen en si no era el problema, sino las formas que se le habían dado a la carrocería.

Pero lo que más llama la atención, y convierte al Aurora en un coche verdaderamente feo, es el parabrisas. Hay que entender que estamos en 1957, el primer coche con Airbag no llegó hasta 1981, así que, lo que se le ocurrió a Juliano para evitar que el conductor se golpease la cabeza contra el parabrisas en caso de accidente, fue separarlo de los asientos y abombarlo exageradamente hacia afuera. Una idea tan ingeniosa como estéticamente horrible. Sin contar con el que coche perdía aerodinámica y que el cristal curvado provocaba un efecto visual que dificultaba la visibilidad.

Aurora coche

Diseño arriesgado

No obstante, era un coche adelantado a su tiempo. Tenía barras de seguridad lateral, jaula anti-vuelco, panel de instrumentos acolchado, cinturones de seguridad e incluso estaba pensado para minimizar el daño a los peatones en caso de atropello. Lo que convertía al Aurora en un coche muy seguro, muy feo y lamentablemente, muy caro. Por 30.000 dólares pretendía Juliano vender el Aurora. Un precio prohibitivo para la época.

El detalle más curioso del coche, es que los asientos delanteros podían girar 180º. Pero lo curioso no es que pudiesen girar, sino el motivo que dio la compañía. La idea era que los acompañantes se pudieran abrazar en caso de impacto. Pero la lógica dice que es poco probable que en caso de impacto tengas el tiempo suficiente para girar el asiento.

Aurora coche

La presentación del Aurora

Para colmo, la mecánica falló en la presentación. Así que muy poca confianza despertó un coche que presumía de seguro y que además era feo a rabiar. El público le dio la espalda y la Aurora Motor Company -la compañia creada por Juliano para desarrollar el vehículo- quebró. El Aurora estuvo acumulando polvo y óxido durante décadas en el patio trasero de un taller mecánico. Hasta que en 1993, el diseñador de coches Andy Saunders lo encontró y lo adquirió por 1500 dólares. En 2005 terminó de restaurarlo a su estado original. Desde entonces está expuesto como un coche de culto en el Baileau Motor Museum, en homenaje a Juliano, por su empeño en hacer que las carreteras fueran más seguras, aunque su ejecución no fuera la más acertada.

Aurora coche

Casi 40 años en el olvido

, ,

By  
Graduado en Comunicación. Actualmente cursando Máster en Marketing Digital. Hago dibujos y escribo cosas. Antes de que me decidiese a crear esta página, todo esto que ves era campo.



Coméntanos

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies