postureos tipicos

Por decir algo

50 postureos típicos que puedes encontrar en tu círculo de amigos

2 Ago , 2015  

Reconócelo, todos postureamos o hemos postureado alguna vez. Esta es una lista de postureos típicos, que seguramente hayas visto entre tus amigos o contactos de redes sociales:

 

1. Equiparte en el Decathlon como si fueras un atleta de élite y solo salir a correr cuando se alinean los planetas.

2. Dar la brasa con lo sano que es el running y ponerte como Las Grecas los fines de semana.

3. Apuntarte al gimnasio, ir de uvas a peras y subir una foto el día que vas.

4. Publicar que has estado dos horas en el gimnasio, aunque hora y media haya sido de parloteo.

5. Ir al gimnasio y hacer más fotos que ejercicios.

6. Decir que una serie es mejor en V.O. para dejar claro que tú ya la viste cuando se estrenó en USA.

7. Decir que con el doblaje se pierden matices.

8. Recomendar una ginebra premium como si fueras un experto y no saber diferenciarla de las demás si te hicieran una cata a ciegas.

9. Decir que es un crimen echarle gaseosa a un vino de 10 euros y echarle tónica a una ginebra de 30.

10. Agitar y oler la copa de vino en el restaurante como si fueras un sommelier.

11. Ir en plan gourmet, haciendo fotos cada vez que comes algo ‘cool’ y en casa ser el rey de los precocinados.

12. Hacerle un publireportaje al menú cuando comes en un restaurante caro y olvidarte de la cámara cuando estás en el Burger King.

13. Parecer un chef cuando subes una foto de algo que has cocinado, aunque luego seas el cliente estrella del Telepizza.

14. Posar en la playa como si fuera para la portada de Vogue.

15. Subir una foto en bikini y acompañarla de una frase transcendental para que no parezca que estás luciendo palmito.

16. Gastarte 500 euros en un teléfono e ir gorroneando el WI-FI a tu paso.

17. Gastarte 500 euros en un teléfono y poner el grito en el cielo porque WhatsApp cuesta un euro al año.

18. Publicar la foto del libro que te estás leyendo, aunque antes te hayas tirado meses sin leer un libro.

19. Llamar novela gráfica a los comics.

20. Llamar muffins a las magdalenas de tu abuela.

21. Tirarte dos semanas con las pulseras del festival o discoteca de turno para que todo el mundo vea donde has estado.

22. Ir de hippy en Ibiza y pagar 60 euros por entrar a Pachá.

23. Pagar 60 euros por entrar entrar en Amnesia, pregonarlo en Facebook y acabar la noche al borde de la deshidratación porque las copas son muy caras.

24. Ir a los festivales de música en plan super entendido y amante de lo indie y no conocer ni al Tato.

25. Hacerte 20 selfies, escoger uno en el que sales bien, ponerle un filtro, subirlo a Internet y decir que no te importa lo que los demás opinen de ti.

26. Vestirte de etiqueta en nochevieja para ir a ponerte ciego al bar de siempre.

27. Quejarte del capitalismo consumista de la sociedad desde tu flamante iPhone en tu cuenta de Facebook.

28. Decir que te vas de viaje porque necesitas desconectar y retransmitir tus vacaciones en tiempo real por Facebook.

29. Publicar fotos de la fiesta de anoche y decir que tú saliste de tranqui y te liaron.

30. Decir que no te gusta el fútbol y parecer Manolo el del Bombo cuando la selección juega una final.

31. Compartir todas las imágenes de “Dale al ‘Me Gusta’ para combatir el cáncer” pero no donar ni un solo Euro.

32. Hacer el reto del cubo del agua y no soltar ni un céntimo para el ELA.

33. Ser un asiduo de las causas sociales de change.org y hacerte el longuis cuando un indigente te pide limosna.

34. Ir de intelectual porque has leído a Bukowski.

35. Compartir en redes sociales frases profundas de amor y luego tirarte a todo lo que se mueve.

36. Decir que has estudiado en la universidad de la vida.

37. Llevar tatuadas un montón de frases y no leer ni la etiqueta de los champús.

38. Llamar brunch a desayunar a las 12, llamar brunch a desayunar dos veces y llamar brunch a tomarte el tentempié de media mañana. Usar la palabra brunch en general.

39. Tener un coche caro e ir con las llaves colgando por fuera del bolsillo para que se vea la marca.

40. Presumir de BMW y pasarte 10 años pagándolo.

41. Lamentar la muerte de un famoso en Twitter aunque solo lo conozcas de oídas.

42. Usar la frase “Aquí, sufriendo” o “Qué mal vivimos” en cualquier foto, como si tu vida fuera un festival.

43. Publicar una foto de todos los apuntes que te tienes que estudiar y pasar más tiempo en Facebook que estudiando.

44. Ponerte de foto de perfil una foto en la que sales mirando por el visor de tu cámara réflex para parecer un fotógrafo profesional.

45. Usar frases de Einstein como si fuese tu referente intelectual y no tener ni pajolera de lo que es la Teoría de la Relatividad.

46. Decir que no te gusta algo porque es muy mainstream.

47.  Llevar una camiseta de los Ramones y no haber escuchado un disco suyo en la vida.

48. Ir en chándal 364 días al año y salir con traje en la foto de perfil.

49. Ir de comprometido con el medio ambiente porque te mueves en bici por la ciudad y dejar el grifo abierto mientras te lavas los dientes.

50. Escribir una lista de postureos.


Foto cabecera: juantiagues / Foter / CC BY-SA

 

, ,

By  
Graduado en Comunicación. Actualmente cursando Máster en Marketing Digital. Hago dibujos y escribo cosas. Antes de que me decidiese a crear esta página, todo esto que ves era campo.



Coméntanos

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies